La Granja de San Ildelfonso


La historia de La Granja de San Ildefonso hunde sus raíces en las tierras no lejanas del bosque de Valsaín, antes de que España fuera una, cuando los reyes salían a cazar osos y hallaban en este ejercicio el vigor y la destreza para vencer después al enemigo en las guerras.

El Parador de la Granja es una muestra del vivo rico legado arquitectónico del siglo XVIII. Este palacio fue construido por Carlos III, y ahora el hotel se ubica en la casa de los Infantes, y por otro lado se encuentra el Cuartel General de la Guardia de Corps, que acoge un moderno Centro de Congresos y Convenciones.

Han sido muchos los reyes que han vivido entre las paredes de este edificio histórico, como Felipe V que encargó decorarlo al estilo barroco, María Cristina de Borbón o Alfonso

Leer más

Parador de Alarcon


Antigua fortaleza árabe y más tarde cristiana, ha vivido la gran historia de la reconquista entre grandiosas azañas, glorías y penurias. Ahora reconvertido en Parador, había sido el castillo de los Marqueses de Villena en la época medieval y más antiguamente un Alcázar.

Las murallas han visto pasar siglos y siglos de historia y ahora abren sus puertas para la acogida a los viajeros. Ahora invitan a la paz, al descanso y a la contemplación de sus momentos.

En él el viajero podrá disfrutar de sus amplias habitaciones ambientadas con una atmósfera exótica y a la vez medieval, donde los visitantes podrán sentirse como unos reyes y descansar en plena harmonía. Además podrá disfrutar de la exquisita cocina conquese que ofrece el Restaurante del parador.

Situado cerca del rió Júcar, son muchas las

Leer más

El parador de Jaen


Situado en la cima del Cerro de Santa Catalina, el Parador de Jaén se alza delante de la ciudad jienense. La historia de esta antigua fortaleza, es un misterio para muchos de los historiadores de la zona, ya que la ciudad de Jaén ha acogido durante más de 25 siglos a hombres y culturas llegadas de todas las partes del mundo. Así que la historia del parador es un rosario de leyendas, a menudo entre ellas contradictorias. Lo único que se tiene constancia es que fue el Rey Fernando III quien levantó este castillo aprovechando los residuos de la torre del Alcázar que los árabes habían levantado antes.

Lo que había sido la residencia de un rey, ahora es un lugar donde el viajero puede viajar en el tiempo y disfrutar de la fusión entre el encanto del Renacimiento Andaluz y la influencia árabe. La construcción interior se mantiene intacta y en destacan los

Leer más