Blog / La Granja de San Ildelfonso

La historia de La Granja de San Ildefonso hunde sus raíces en las tierras no lejanas del bosque de Valsaín, antes de que España fuera una, cuando los reyes salían a cazar osos y hallaban en este ejercicio el vigor y la destreza para vencer después al enemigo en las guerras.

El Parador de la Granja es una muestra del vivo rico legado arquitectónico del siglo XVIII. Este palacio fue construido por Carlos III, y ahora el hotel se ubica en la casa de los Infantes, y por otro lado se encuentra el Cuartel General de la Guardia de Corps, que acoge un moderno Centro de Congresos y Convenciones.

Han sido muchos los reyes que han vivido entre las paredes de este edificio histórico, como Felipe V que encargó decorarlo al estilo barroco, María Cristina de Borbón o Alfonso XVII.

Son muchas las estancias que hay en el recinto, alguna de ellas cerradas al público. Las salas que reclaman mayor atención y las que el viajero debe ver con calma son: los Salones Oficiales, las habitaciones privadas de Felipe V e Isabel de Farnesio, la Galería de Estatuas y el nuevo Museo de Tapices con los salones abiertos de Carlos V, Isabel La Católica, Juan de Castilla y Margarita de Austria. Para el viajero es un auténtico viaje en el tiempo en el que puede sentirse como un verdadero rey.

La situación del parador muy cercano a Madrid permite al viajero a hacer muchas actividades turísticas y además podrá disfrutar de los entornos naturales que rodean al hotel. También degustará la deliciosa cocina segoviana de la zona de San Ildelfonso, con ingredientes exquisitos y de 5 estrellas que le sorprenderán y no dejarán indiferente.


Compartir Experiencia


Comments are closed.