Blog / Paisajes que enamoran

Tocando la frontera con Francia podemos encontrar este maravilloso paisaje situado en el Valle de Cardós en la provincia de Lérida. Rodeada por montañas de más de 2000 metros de altura, la pequeña población de Tavascan con solamente 60 habitantes, resiste al paso del tiempo y de las condiciones climáticas extremas que se viven durante la temporada de invierno. El verde siempre predomina en el paisaje ya que se encuentra rodeada por frondosos bosques.

A más de 1000 metros de altitud, la nieve predomina durante casi todo los meses de invierno así que es un lugar ideal para los amantes del esquí y la nieve. Los Pirineos de Lérida son un atractivo para aquellos que les guste la naturaleza y la montaña, así como también hacer rutas de alta montaña o senderismo. Desde Tavascan se pueden seguir rutas GR y visitar los lagos del Parque Nacional del Alt Pirineu o incluso los más valientes pueden intentar llegar a la cima de los picos que rodean el valle o también hacer algo más tranquilo y visitar las iglesias románicas de la zona.

Los lagos de origen glaciar son los protagonistas de este entorno encantador. Son lagos de alta montaña y se pueden encontrar más de 50 por toda la parte norte de Lérida dependiendo en qué altura nos hospedemos. En el lago de Tavascan se puede incluso visitar las instalaciones de la central hidroeléctrica subterránea que es una de las fuentes de riqueza de la zona a parte del turismo y de la madera.

Para hospedarse en esta zona hay un gran número de casas rurales y hoteles de montaña en donde descansar después de un largo dia de excursión. El Hotel Llacs del Cardós es un hotel rural situado en la cabecera del valle, con confortables instalaciones y un gran servicio en donde desconectar y relajarse.


Compartir Experiencia


Comments are closed.