Blog / La adrenalina contra el estres

El corazón se nos dispara y late fuerte, respiramos con más capacidad, nuestros sentidos están más atentos, sentimos una energía infinita que recorre nuestro cuerpo. Estos son algunos de los cambios que sufre nuestro organismo cuando vivimos una situación de alerta o de riesgo.

La adrenalina es la causante de estos síntomas en nuestro cuerpo, una hormona que es secretada por las glándulas suprearrenales cuando se ha detectado que nos encontramos en circunstancias nuevas que nunca hemos vivido y en las que nos podemos sentir amenazados o en las que nos exponemos a un cierto peligro para nuestra supervivencia.

Ante estas situaciones la adrenalina relaja la musculatura de las vías respiratorias para permitir ingresar más aire en los pulmones, estimula el corazón para que lata más rápido, las pupilas se dilatan para observar mejor, el sistema digestivo para sus funciones para que la sangre llegue a los músculos, etc.

La adrenalina nos permite vivir más intensamente algunas vivencias, es bueno resaltar que eso ocurre en los deportes, sobretodo en los deportes extremos. Las emociones se disparan y se multiplican cuando practicamos alguno de estos deportes, nos sentimos vivos, eufóricos y llenos de energía. La adrenalina nos permite vivir cada minuto de nuestra experiencia con mucha intensidad y por eso recordamos cada detalle de estos momentos.

Hay personas que necesitan descargar dosis extras de adrenalina ya que la vida sedentaria de las ciudades y el estrés cotidiano hacen que la liberación de esta sustancia les haga sentir “vivos”, además se siente una sensación agradable de liberación y relajación. Es muy recomendable que si vivimos constantemente una vida cotidiana estresante y angustiosa, practiquemos alguna actividad física que nos ayude a liberar adrenalina, para que de ese modo podamos descargar toda la ansiedad acumulada.


Compartir Experiencia


Comments are closed.