Blog / Especial comer en Navidad

Turrón, cochinillo, mazapan, polvorones, dátiles, langostinos… tales delicias solo pueden significar una cosa ¡llegó la navidad!

Como cada año nos reuniremos en familia y degustaremos los más exquisitos manjares típicos de esta época, cantaremos villancicos, daremos el aguinaldo y los más afortunados lo recibirán. Desde la cena de nochebuena hasta el roscón de reyes, pasando por las simbólicas doce uvas y el chocolate con churros de año nuevo, no dejaremos de disfrutar del placer de comer. No son pocas las familias que se deciden a realizar estas reuniones fuera de casa. ¿Por qué no dejar las tareas pesadas en manos de profesionales y disfrutar de verdad por completo de la navidad?

Platos estrellas de madres, abuelas, y cada vez más habitualmente de grandes talentos culinarios varoniles de la familia. Nadie duda del arte para cocinar de ninguno de ellos, pero lo cierto es que a pesar de que seguro dirán que disfrutan de su esclavitud en la cocina a lo largo de esos días, el resto los echamos de menos en salones y villancicos iniciales.

Hablar de nochebuena o nochevieja es hablar de comilona. Hasta el más obsesionado con su dieta hace la vista gorda estas noches del año. Resistirse a los turrones, dátiles, mazapanes, polvorones y otros dulces típicos de navidad no es tarea fácil. Además, según la región en que nos encontremos podremos disfrutar de otros dulces y productos típicos como unos exquisitos alfajores en Madrid, un pastel de gloria en Cádiz o las peladillas en Casinos, y como estas, en todas las regiones encontraremos un producto estrella.

En el menu de la cena de nochebuena no suelen faltar las sopas típicas, pucheros, cordero, pavo o cochinillo y por supuesto los langostinos y otros tipos de marisco, los mejores vinos y cava. En el de nochevieja además, entre los postres típicos si somos supersticiosos no podremos escapar a terminar con fruta en esta ocasión, una uva que en el mejor de los casos engulliremos con cada última de las doce campanadas del año nos taerá buena suerte para el año que comienza.

Las comidas del día de navidad, año nuevo y reyes no tienen nada que envidiar a las cenas que les preceden. Además de acabar con los restos de la noche anterior comeremos todo lo que es típico y obviamos en el menú de la noche para disfrutarlo al máximo en este. Puede que un puchero o sopa, cochinillo u otros tipos de carnes, marisco, bebida y los tradicionales dulces siempre presentes en cada reunión a lo largo de estas fiestas

¿A quién le toca este año poner la casa? Si tenemos la suerte de que nos haya tocado, habrá que preparar la casa, hacer la compra, cocinar, recoger, fregar la vajilla, decenas de cubiertos y por supuesto limpiar después del pequeño huracán formado tras la ansiada espera de papa noel, del año nuevo o de los reyes magos entre envoltorios de dulces, restos de disfraces, turrones, copas y regalos.

Al final haber salido a un restaurante hubiera supuesto el mismo gasto y hubiéramos evitado esa pérdida de tiempo en en preparativos y hubiéramos disfrutado cada minuto de la navidad que es lo que de verdad importa… disfrutar de los nuestros.

Hay restaurantes en cada región, para todo tipo de bolsillos, con menús y servicio inmejorables si sabemos elegir bien. Nos mimarán, nos servirán y seguro cuidarán cada detalle para que la cena o comida sea exquisita e inolvidable. El que ha salido fuera de casa a pasar una de estas reuniones familiares en un buen restaurante ya jamás podrá volver a esclavizarse con tareas estos días porque sabe que disfrutar de los suyos al máximo en esta época solo cuesta un paso, el de salir de casa.

En Dakotabox hemos seleccionado los mejores restaurantes. Te animamos a que te olvides de listas de la compra, colas, sartenes, ollas y horas de preparación y limpieza para que disfrutes del placer del buen comer, de un buen vino y por supuesto de lo fundamental, de tu tiempo con tus seres queridos.


Compartir Experiencia


Comments are closed.